MANOLO "EL DEL BOMBO"
 
  

    » Videos   » Home Page  

 

 

  MANOLO EL DEL BOMBO - PERFIL

CERRAR  |

 

Manolo el del Bombo, jugador número 12 de la Selección Española de Fútbol

por Luis María Ilzarbe

Hace ya varios años que soy cliente del bar de Manolo Artesero, Manolo el del Bombo. Lo he tratado mucho, he compartido penas y alegrías, futbolísticas en su mayoría, claro está, es su mundo, y creo que puedo hablar de él con suficiente juicio.

Conocer a Manolo el del Bombo es conocer la vida, la de verdad.

Conocer a Manolo el del Bombo es conectar directamente con lo más genuino del popular carácter español condensado en un solo personaje.

Manolo es un peculiar caballero hispano, casi salido de una novela costumbrista, que te sorprende a cada paso.

Hace tiempo, años, que observo con admiración al personaje y es ahora cuando me dispongo a comentar sobre su figura para esta presentación cuando no se me ocurre más que comenzar con una admiración: ¡¡ Increíble!!.

Quizás este adjetivo resulte excesivo a juicio del lector.

Voy a intentar razonar, a explicar y justificar mis por qués. Luego, ustedes opinen.

Un viejo pescador de pobres conocimientos académicos le decía a un universitario engreído que los años acumulan experiencias que los libros no enseñan. Cierto.

Uno, soy médico, se pasa la existencia entre libros, despachos, ordenadores, clínicas y hospitales. Cada día más metido en ello y cada día viviendo la vida de un modo más artificial, de espaldas a la realidad... Y de repente, por causalidad, cambias; se te ocurre salir a la calle cuando en tu equivocado orgullo de persona culta ya pensabas que nada te quedaba por aprender y tienes la fortuna, para tu higiene mental, de tropezarte con la realidad más pura ante ti: Manolo el del Bombo.

Antonio Muñoz Molina de la Real Academia de la Lengua y a mi entender uno de nuestros literatos jóvenes más brillantes, escribió hace tiempo una novela autobiográfica sobre su servicio militar: Ardor guerrero. Por curiosidad e interés particular la leí. Soy militar, médico-militar, y me interesaba saber lo que del Ejército opinaba un antimilitarista convencido como Muñoz Molina.

En la novela hay momentos en que Muñoz Molina admite la validez del servicio militar como lección práctica eficacísima de gramática parda, de sociología mundana.

Muñoz Molina, soldado raso en la novela, universitario practicante, tenía un compañero de cuartel, Pepe Rifón, del que comenta:

"....es muy posible que sin el sarcasmo permanente de Pepe Rifón yo no hubiera aprendido a desprenderme de la infección de intelectualismo que padecía. Le debo un instinto de irreverencia hacia las sacralidades culturales, una conciencia irónica del influjo tan débil que pueden tener el arte y los libros sobre la realidad, que es del todo soberana y ajena a ellos y tiende a no notar que existen, a despecho de las hipertrofiadas vanidades de los artistas y literatos."

Y este pensamiento de Muñoz Molina me vino a la cabeza en cuanto conocí a Manolo Artesero. Si Manolo hubiera hecho la mili con Muñoz Molina de buen seguro aparecería en Ardor guerrero al lado de Pepe Rifón y curando ambos al autor de su infección de intelectualismo.

Manolo hace poner los pies en tierra a cuantos se le acercan. Manolo es la calle.

Comencemos a analizar el descubrimiento por una rotunda afirmación: Manolo el del Bombo es un patriota. Lo dice categóricamente en las primeras palabras de su libro: la dedicatoria.

Manolo, personaje entrañable y marcadísimo de nuestro planeta futbolístico, se desmarca totalmente de la normalidad a través de una personalidad arrolladora, paranormal.

Quizá esta cualidad, el desmarque, la haya tomado del fútbol, al que lleva ligado tantos años, o quizá haya sido la misma capacidad del desmarque la que le ha conducido a él. Que no sabemos si sería antes el huevo o la gallina.

En una sociedad donde proclamarse orgulloso de ser español suena a sospechoso, a rancio, donde se intenta esconder el nombre de España bajo el más político de "este país", "el Estado".... sale un tío con un par, y escribe un libro donde, de entrada, la dedicatoria dice así: "España, lo más importante...". ¡¡Olé tus huevos, Manolo!! Y al que no le guste, pues que no mire. Punto.

Y este es el personaje. Un tío con clase, personalidad y solera, a quien el qué dirán se la trae al fresco, que dice lo que le parece, cuando le parece y como le parece. Con rotundidad y, sin embargo, con gran educación.

Realmente desconozco la filiación política de Manolo aunque creo que debe ser apolítico. No obstante es un genuino personaje de la calle, un líder popular, alejado de periódicos, opiniones editoriales o de partido, que siente sus colores y siente a su pueblo y que lo manifiesta sin más tapujos. Y olé.

Creo que fue a Rafael "El Gallo", el torero gitano, a quien se refiere la anécdota. Tras una corrida de Beneficencia en la que triunfó, hubo un banquete y le presentaron a la reina Isabel.

- ¿Qué tal Rafael?, le preguntó la reina.

- Pues ya ve usted, señora, extraordinariamente bien: bien comío, bien bebío y bien jodío.

La gente no sabía dónde esconderse. Pero el Gallo, a lo natural.

Pues eso, que Manolo es un descendiente cultural en línea directa de Rafael el Gallo. Y olé otra vez.

Manolo el del Bombo, quien concluyó exclusivamente estudios de Primaria, no le hicieron falta más, es, lo digo yo, Premio Extraodinario, doctorado cum laude, de una Licenciatura no universitaria, con mayúsculas todo, y que valoro extraodinariamente: la Licenciatura de la Calle, la Licenciatura de la Gramática Parda.

Manolo aprendió por sí mismo y como nadie a lidiar, (templar, parar y mandar. Marcando los tiempos, como debe ser), en el entorno social que le tocó y le toca vivir. Y por eso Manolo es un líder. Y por lo mismo, sin recibir recado ni nombramiento alguno de entidad pública o privada, se ha erigido de modo indiscutible como el fan número uno de la afición española de fútbol, conocido en todo el mundo mundial. El pueblo español así lo ha querido. Manolo ha sido designado unánimemente por los españoles. Con un par.

Hace poco, preparando esta página, le remití una prueba de este texto y de la página web por e-mail a un joven, querido compañero y amigo guatemalteco, el Dr. Miguel Ángel Valdez. Al ver a mi hijo de por medio, junto a Manolo, me preguntó si era un fotomontaje. Me extrañó su consulta y así se lo hice saber. Valdez me respondió que no sabía que yo tuviera relación con personajes públicos famosos. Y así supe que Manolo es conocido en todo el mundo. Quien conoce la selección española de fútbol, conoce a su animador número uno: el gran Manolo el del Bombo.

Y es que Manolo es armónico. Su poderoso físico esconde a una gran persona, a un gran corazón. La imagen de Manolo llorando, desazonado, tras la eliminación de España del último mundial 2002, que debíamos haber ganado, dio la vuelta al mundo... y lo dice todo de él. Todo un hombrón que no se avergüenza en absoluto de llorar su pena. Quien haya visto esa foto ya sabe quién es Manolo. Una sola imagen, suficiente.

Manolo es un entrañable amigo de todos cuantos se le acercan, siempre está de buen humor y rápido para hacer un favor y echar una mano a cualquiera.

Ahora, eso sí, el que le busca.... lo encuentra. Que Manolo no tiene dos caras ni doblez y va directo y por derecho. Y de eso soy testigo de primera mano.

A Manolo lo conocí personalmente a través de mi hijo Nacho, que ahora, agosto 2002, cumple 15 años.

Mi hijo es un gran entusiasta del Valencia CF y entabló amistad, gran amistad, con Manolo en su bar, situado contiguo al estadio del Valencia.

Mi hijo Nacho es un gran consumidor de partidos de fútbol televisados y patatas bravas en el bar de Manolo. Y gran entusiasta de Manolo. Es el fan número uno del fan número uno de la selección española.

Recuerdo hace un par de años cuando llegué a casa desde mi clínica un viernes por la tarde, bien tarde.

Nacho me dijo con estusiasmo: "¡¡Mañana tenemos un partido trascendental y Manolo viene a animarnos!!"

A mi me dio la risa. "No te marques faroles", le dije.

Mi hijo formaba parte del equipo de fútbol de infantiles de su colegio. Iban primeros de la liga y jugaban en casa contra los segundos. Partido decisivo para despegarse… ¡¡Emoción a raudales!!

Nacho tiene una voluntad de hierro y, si se traza un objetivo es más pesado que una vaca brazos. Comentó con sus compañeros que iba a convencer a Manolo para que acudiera al partido. Todos se le rieron... y lo convenció.

El sábado a las 8 de la mañana andábamos en mi coche hacia el colegio con Manolo el del Bombo equipado a tope, camisa, bombo y txapela.... medio dormido y jurando en arameo dirigiéndose amenazadoramente a Nacho: "¡¡Canalla!! ¡¡Nadie me ha despertado un sábado por la mañana a las 7.30. Como encima no ganéis os corto los .... a todos!!".

Tenían ustedes que haber visto entrar a mi chaval hinchando pecho en el vestuario delante, con Manolo y toda su gran humanidad detrás, en traje de gala futbolera y luciendo su conocida sonrisa,.... y la cara de haba que se les quedó a todos los compañeros de Nacho viendo la escena. Nacho estaba feliz.

El resultado del partido... ni les digo. Supongan lo que sintieron los chavalitos del equipo contrario jugando en campo ajeno un partido crucial y con Manolo el del Bombo, ¡¡el mítico Manolo el del Bombo!!, el de la selección española, en persona y animando a los otros...

Manolo regenta un bar de comidas, vinos, tapas y fútbol, mucho fútbol, desde hace bastantes años junto al estadio del Valencia CF, precisamente en la Plaza del Valencia Club de Fútbol de nuestra ciudad.

Manolo gana dinero en el bar y se lo gasta con el fútbol.

Ésta es una de mis vergüenzas como aficionado y una de las razones de la presencia de esta página en internet: Manolo se lo paga todo de su bolsillo y me gustaría que estas líneas sirvieran no solo como presentación de esta página sino también como reivindicación de una causa justa: Ya es hora de que este gran personaje que lo ha dado todo y lo dará todo por el fútbol español, su vida y pasión, tenga algún tipo de recompensa federativa. A Manolo, en privado, le he oído quejarse amargamente de esta circunstancia. Manolo está dolido. Manolo se merece mucho... porque ha dado mucho.

Y es que, señores, la selección española de fútbol no la componen 11 jugadores. La selección española de fútbol la componen 12 jugadores: 11 en el campo y 1 en las gradas. ¿Cuál es la razón de que 11 viajen gratis y con dietas y el jugador número 12 se pague los gastos de su bolsillo?

Manolo el del Bombo es el símbolo de la afición española. Es el jugador número 12 de la selección española por designación popular.

En el bar de Manolo se vive un ambiente de fútbol extraordinario. En los días grandes Manolo siempre sabe dar la nota de folklore y alegría tras cada gol sonado haciendo retumbar alto, muy alto, cualquier melodía de moda para celebrar las dianas locales. Es un gran momento. En otras ocasiones, Manolo pasa de la música y tira de bombo y txapela y la organiza. La gente sale gozosa. Y es que, con Manolo, siempre hay fiesta aunque el partido haya acabado en derrota. Él sabe darle la vuelta al más pesimista.

Bueno. Pues llega el momento de razonar esta presentación.

Me gusta internet. La información es el poder y estoy metido en las ondas cibernéticas desde hace ya bastantes años.

Fui de los primeros consumidores de ordenadores y soy internetista convencido y antiguo. Tengo mi propia página profesional y dominio: www.icqmed.com

Un día, viendo junto con mis hijos un partido en el bar de Manolo se me ocurrió preguntarme, y le pregunté, que cómo un tío de su categoría y nombre no tenía una página en la red. Cómo no le sacaba fruto a su imagen.

Y ahí comenzó todo.

Hablé con Juan José Méndez Garrigues, amigo, ingeniero de telecomunicaciones y autor técnico de esta página que ustedes visitan, y le planteé la posibilidad de lanzar a Manolo en la web. Nos reunimos todas las partes, pocas partes, los tres y... esto, lo otro y lo de más allá....y aquí estamos.

Manolo el del Bombo ya está en la red: www.manoloeldelbombo.com

De ti, internetista futbolero que has proclamado democráticamente a Manolo como representante oficial del pueblo español en el Mundo de nuestra gloriosa Selección Nacional de fútbol, depende el éxito de esta página. Remítela a todos tus amigos. Recomienda esta página a un amigo

Porque nuestra pretensión, desde ya, es hacer que Manolo gane con esta página en internet el dinero suficiente para que el fútbol no le cueste dinero. Y de nuevo una llamada a nuestros federativos nacionales. ¡¡Manolo el del Bombo, el jugador número 12 de la selección española de fútbol, merece un reconocimiento!! El reconocimiento de la Federación Española de Fútbol a su afición en la figura de su primer aficionado. ¡¡Sea!!

Desde aquí animamos a todos los visitantes de nuestra página, admiradores de Manolo y seguidores de nuestra gloriosa Selección Nacional (no lo duden, la futura Campeona del Mundo en Alemania) a participar en el proyecto aportando a nuestro mail cuantos datos, fotos, anécdotas, etc. les parezcan interesantes y difundiendo los logros y hazañas, habidos, habiendo y por haber, de este gran personaje y mejor persona: Manuel Artesero, Manolo el del Bombo.

Muchas gracias a todos.

Luis Maria Ilzarbe

Agosto, 2002

 
  GALERIA DE MENSAJES E IMÁGENES

CERRAR  |

 
 

A TODO BOMBO